Un escape hacía el mundo real

El estigma en torno a la ansiedad, depresión y otros problemas de salud mental, crean un vacío en nuestra vida y nuestras emociones. Las desconexiones sufridas a diario por el mundo moderno, nos empujan todavía más hacía el malestar y la solitud.

Por desconexiones, podemos entender todo aquello  que nos hace perder el contacto con lo que es real. En la actualidad, estamos más propensos a pasar el día frente al ordenador o al móvil. Ya sea por cuestiones laborales, o simplemente por gusto; las tecnologías nos alejan cada vez más de nuestros sentidos y calidez humana.

Experimenta el mundo sensorial

Mundo sensorial

Encerrarnos en nuestra habitación o lugares de trabajo, priva nuestros sentidos de manera perjudicial. ¿Puedes identificar el sentimiento que se produce en tu cuerpo al escuchar una buena pieza musical?

Es muy reconfortante ¿Verdad que si? ¿Qué pasaría si te dijera que puedes experimentar la misma sensación a través de tus otros sentidos?

No solo el oído ocupa estimulación, también nuestros otros sentidos necesitan y merecen ser atendidos de manera excepcional. Al desarrollar nuestros sentidos, abrimos nuevas vías de escape que pueden ayudarnos a combatir el trastorno de ansiedad.

  ¡No olvides estimularlos a diario!

  • Gusto: No comas a toda prisa, date el tiempo de disfrutar y saborear la comida. Experimenta con nuevos platillos y recetas para estimular y consentir a tu paladar.

 

  • Vista: Para un momento y observa a tu alrededor, seguro notarás algo hermoso que siempre ha estado ahí, pero que jamás te habías tomado el tiempo de verlo. Analiza bien tu entorno de trabajo y hogar ¿Qué te hace sentir?Si la respuesta es neutral o negativa, es hora de cambiar como lucen las cosas. Recuerda que la vista, es uno de nuestros sentidos más importantes, por lo cual debemos de tenerla siempre satisfecha.

 

  • Tacto: El tacto, es quizá el sentido que más nos conectará al mundo real, y puede ser una gran arma al lidiar con problemas como la ansiedad y la depresión. Dar y recibir abrazos de seres queridos, pueden elevar nuestro estado de ánimo en cuestión de segundos. Así que, no seas tímido, pide y da un abrazo cuando lo necesites.

 

  • Oído: El oído, es sin duda uno de los sentidos más estimulados, generalmente por la música. Una manera divertida de estimular nuestra audición, es mediante la comedia. Ya sea en audio, o yendo en vivo a una actuación. La comedia es altamente beneficiosa y saludable para nuestra salud mental.

 

  • Olfato: El olfato, es a menudo olvidado y poco atendido. Más sin embargo, es uno de los sentidos más poderosos y con más beneficios para nuestra salud. Los buenos olores estimulan partes de nuestro cerebro que son claves para el tratamiento de muchos malestares, incluyendo en estos a la ansiedad.Es muy interesante dejarse absorber por el mundo aromático. Y lo mejor de todo, es que hay toda una rama dedicada a ello. Si te interesa, puedes empezar por investigar un poco sobre la aromaterapia, seguro te encantará.

Leave A Response

* Denotes Required Field