Cuando la ansiedad nos frena
1 (20%) 1 vote

Todos los que alguna vez la hemos experimentado, conocemos los desagradables síntomas tanto físicos y psicológicos que conlleva la ansiedad; síntomas como taquicardia, sudoración, dificultad para respirar, sensación de incapacidad, pensamientos extremadamente negativos e , incluso, la idea de estar al borde de la muerte…
Pero además de esto, cuando la ansiedad se instala en nuestras vidas, actúa como un filtro a través del cual observamos la vida y esto puede limitarnos en diferentes aspectos. Veamos algunos ejemplos encontrados en diferentes investigaciones:

Las personas que experimentan mayor ansiedad suelen rendir menos en las pruebas importantes como exámenes o proyectos debido a que tienden a asumir menos retos, dicho coloquialmente prefieren “ir a lo seguro”.

La ansiedad además genera expectativas negativas y baja la autoconfianza, la unión de estas dos tendencias de pensamiento nos limita a la hora de socializar en grupo, con personas poco conocidas o incluso de tener relaciones satisfactorias de amor y amistad ya que dudamos constantemente de nuestra propia valía y estamos condicionados por la idea de que va a suceder lo peor, imaginando escenarios de rechazo y ridículo.

Otro freno que nos vamos a encontrar es lo que se conoce como Teoría de la carga cognitiva (Mayer, 2005) y que estudia las limitaciones de la memoria de trabajo que es la que se ocupa del proceso instruccional. La ansiedad resulta un obstáculo en los nuevos aprendizajes, sean del tipo que sean, ya que la memoria de trabajo se encuentra saturada de preocupaciones en vez de centrarse en los requisitos de la tarea.

Para terminar, otro proceso ampliamente estudiado y que se ve gravemente afectado por la ansiedad es la atención. Las personas con ansiedad, inconscientemente, se encuentran continuamente pendientes a cualquier estímulo a su alrededor que indique un acontecimiento negativo. Por ejemplo, se ha encontrado que prestan más atención a las noticias negativas o situaciones peligrosas que las personas no ansiosas. Esto desde luego nos da una perspectiva del mundo más negativa y amenazante de lo que en realidad es y, además, sirve para retroalimentar los pensamientos obsesivos , la sensación de incapacidad y las expectativas negativas de las que hemos hablado anteriormente.

Todas estas repercusiones negativas no tienen porque ocurrir cuando lo que se vivencia es un episodio de ansiedad que se explica y se limita a un acontecimiento significativo y/o estresante como una pérdida, un despido, un periodo de exámenes o algún otro cambio drástico e importante en las circunstancias vitales. Sino que afectan a aquellas personas que tienen una ansiedad elevada como rasgo de personalidad. Suelen ser personas que siempre han experimentado una ansiedad más intensa que sus iguales en circunstancias parecidas o a las que parece que la ansiedad les aborda de repente sin razón aparente. Esto ocurre precisamente por ese filtro del que hablábamos, las personas con ansiedad-rasgo tienen bien por un aprendizaje familiar, bien por una predisposición genética, un esquema cognitivo que, en resumen, les lleva a interpretar la realidad como más peligrosa o difícil que al resto.

Los pilares informativos que hacen que tu ansiedad pueda permanecer años estancada

You have Successfully Subscribed!


3 FUNDAMENTOS

PARA

SUPERAR LA ANSIEDAD


La información básica para que tu ansiedad no permenezca años estancada.

Mientras no los conoces, la ansiedad no desaparece.

You have Successfully Subscribed!