Miedo a morir por la ansiedad

Miedo a morir por la ansiedad

¿Tienes miedo a morir por la ansiedad que padeces? Cada vez que te hayas frente algo que te da miedo ¿sientes como si te fuera a dar un infarto? ¿a desmayarte? ¿y te aterra la idea de no poder volver a levantarte? ¡Entonces es el momento de que te detengas y nos escuches!

Te invitamos a que revises el tema sobre Cambios positivos en la superación de la ansiedad

Morir por ansiedad es imposible y te lo demostraremos, así que puedes empezar a estar tranquilo. Todos los que hemos sufrido de ansiedad, en especial, durante un tiempo prolongado, vivimos con el miedo a morir por la ansiedad, pues nuestros síntomas nos hacen creer que nos estamos asfixiando, sufriendo un infarto o simplemente que padecemos de una enfermedad grave y terminal.

Vivimos en un estado constante de incertidumbre y pánico y nos sentimos solos porque ¿a quién podríamos decírselos sin sentirnos poco cuerdos? ¿sin que nos tomen por locos?

morir por la ansiedad ansioso ansiedades

Lo cierto, es que no estás solo, en ViveSinAnsiedad estamos esperando por ti, para enseñarte motivos para vivir y superar la ansiedad y así recuperar toda tu vida. Pero, antes, responderemos la pregunta más común de los usuarios que tienen miedo a morir por la ansiedad: ¿por qué terminamos pensando en la muerte frente al miedo?

¿La ansiedad nos lleva a pensar en la muerte?

¿Recuerdas que la ansiedad es un medio de autodefensa que tenemos todos? La misma no ha mantenido vivo durante millones de años y ha evolucionado con nosotros, por tanto, no es difícil entender por qué, al tener miedo y activarse la ansiedad, el miedo sea por sufrir algún daño irreparable o a sufrir dolor.

Y ambas cosas solemos asociarlas con la muerte. Nadie teme a morir calientito y profundamente dormido en su cama, tememos al dolor, a agonizar mucho tiempo. Y ahí es donde la ansiedad se aprovecha y nos atormenta.

¿Cuáles son los miedos más frecuentes de este síntoma de ansiedad?

  • Miedo a morir
  • Miedo a morir por un infarto repentino.
  • Miedo a dormir y no poder volver a despertar.
  • Miedo a padecer de una enfermedad incurable que sea dolorosa.

ansiedad muerte pensamiento morir por la ansiedad

¿Cómo influye este miedo en mi vida privada?

  • Evita que puedas practicar deportes donde tu corazón lata aceleradamente, por lo que puedes decirles adiós a tus juegos favoritos.
  • Sentirás que cualquier fiebre, tos, calambre abdominal y dolor de cabeza son síntomas de una enfermedad incurable, por lo que serás esclavo de los exámenes médicos y tendrás tendencia a auto-diagnosticarte.
  • Te irás aislando poco a poco de tus seres queridos.
  • Tendrás temor de salir a la calle y sufrir algún accidente que pueda quitarte la vida.
  • Empezarás a volverte paranoico.
  • Algunos pacientes padecen de insomnio y presentan mareos, taquicardias y escalofríos.
  • Como tu miedo se centra en morir por la ansiedad, tendrás miedo de ti mismo y esto sólo nutrirá tu ansiedad.

¿Hay una forma de dejar de tener miedo a morir por la ansiedad?

Claro, en especial por tu miedo a morir por la ansiedad es infundado. Nadie muere por ansiedad, este terror es sólo parte de los síntomas con los que se manifiesta la ansiedad. Pero, afortunadamente para ti, tiene solución.

Te invitamos a que ingreses a ViveSinAnsiedad para que descubras cómo tratar el miedo a morir por la ansiedad y así puedas vivir tu vida. Nuestro método es efectivo porque sabemos de lo que hablamos, hemos estado ahí, también padecimos de ansiedad y hemos logrado superarla con éxito.

pensamientos muerte por ansiedad morir por la ansiedad

Además, en nuestra página web hallarás nuestros 3 Fundamentos para Superar la Ansiedad y podrás descargarlo de forma gratuita y sin ningún compromiso. Anímate y descubre con nosotros la forma correcta de tratar tu ansiedad y eliminarla por completo.

Ingresa ya y descubre cómo podemos ayudarte.

Cuando la ansiedad nos frena

Cuando la ansiedad nos frena

Todos los que alguna vez la hemos experimentado, conocemos los desagradables síntomas tanto físicos y psicológicos que conlleva la ansiedad; síntomas como taquicardia, sudoración, dificultad para respirar, sensación de incapacidad, pensamientos extremadamente negativos e , incluso, la idea de estar al borde de la muerte…
Pero además de esto, cuando la ansiedad se instala en nuestras vidas, actúa como un filtro a través del cual observamos la vida y esto puede limitarnos en diferentes aspectos. Veamos algunos ejemplos encontrados en diferentes investigaciones:

Las personas que experimentan mayor ansiedad suelen rendir menos en las pruebas importantes como exámenes o proyectos debido a que tienden a asumir menos retos, dicho coloquialmente prefieren “ir a lo seguro”.

La ansiedad además genera expectativas negativas y baja la autoconfianza, la unión de estas dos tendencias de pensamiento nos limita a la hora de socializar en grupo, con personas poco conocidas o incluso de tener relaciones satisfactorias de amor y amistad ya que dudamos constantemente de nuestra propia valía y estamos condicionados por la idea de que va a suceder lo peor, imaginando escenarios de rechazo y ridículo.

Otro freno que nos vamos a encontrar es lo que se conoce como Teoría de la carga cognitiva (Mayer, 2005) y que estudia las limitaciones de la memoria de trabajo que es la que se ocupa del proceso instruccional. La ansiedad resulta un obstáculo en los nuevos aprendizajes, sean del tipo que sean, ya que la memoria de trabajo se encuentra saturada de preocupaciones en vez de centrarse en los requisitos de la tarea.

Para terminar, otro proceso ampliamente estudiado y que se ve gravemente afectado por la ansiedad es la atención. Las personas con ansiedad, inconscientemente, se encuentran continuamente pendientes a cualquier estímulo a su alrededor que indique un acontecimiento negativo. Por ejemplo, se ha encontrado que prestan más atención a las noticias negativas o situaciones peligrosas que las personas no ansiosas. Esto desde luego nos da una perspectiva del mundo más negativa y amenazante de lo que en realidad es y, además, sirve para retroalimentar los pensamientos obsesivos , la sensación de incapacidad y las expectativas negativas de las que hemos hablado anteriormente.

Todas estas repercusiones negativas no tienen porque ocurrir cuando lo que se vivencia es un episodio de ansiedad que se explica y se limita a un acontecimiento significativo y/o estresante como una pérdida, un despido, un periodo de exámenes o algún otro cambio drástico e importante en las circunstancias vitales. Sino que afectan a aquellas personas que tienen una ansiedad elevada como rasgo de personalidad. Suelen ser personas que siempre han experimentado una ansiedad más intensa que sus iguales en circunstancias parecidas o a las que parece que la ansiedad les aborda de repente sin razón aparente. Esto ocurre precisamente por ese filtro del que hablábamos, las personas con ansiedad-rasgo tienen bien por un aprendizaje familiar, bien por una predisposición genética, un esquema cognitivo que, en resumen, les lleva a interpretar la realidad como más peligrosa o difícil que al resto.

Filofobia; Trastorno de ansiedad desde las sombras

Queridos amigos del blog de ViveSinAnsiedad, os habla Eric y hoy no estaré redactando un artículo personal, sino el artículo de un Antonio Barragán (licenciado en psicología y coach personal).

¿De qué viene a hablar a Vive Sin Ansiedad?… pues obviamente el tema no podía salirse muy lejos de la propia ansiedad.

Antonio es un experto coach en un tipo concreto de patología llamada “Filofobia” ¿habéis oído hablar alguna vez sobre ello? No es una palabra muy común, pero lejos de ser yo quien os hable del tema, os dejo el artículo de Antonio.

¿Has oído hablar alguna vez sobre la filofobia? Bueno, si dejamos a un lado los

tecnicismos y lo definimos como miedo al amor, a tener relaciones de pareja o a

comprometerse emocional o sentimentalmente con otra persona, seguro que te suena

más, ¿verdad?.

Pues aunque te cueste un poco creerlo, hay personas que tienen este tipo de trastornos,

un problema que suele pasar desapercibido hasta que actúa, y cuando lo hace, el daño es

inconmensurable.

Desde que creé mi blog, he ayudado a cientos de personas a que superen este problema

que actúa desde las sombras y poco a poco va impidiendo que la persona en cuestión,

avance en su relación o estado emocional. Y en todas ellas, hay un factor clave que

predomina sobre los demás y que casi todo el mundo que padece este problema afirma

tener: la ansiedad.

La ansiedad y el miedo

Pero seguro que te habrás preguntado, ¿cómo puede el amor provocar miedo?. Bueno, es

la primera duda que surge en personas que tienen este tipo de problemas, y sobre todo en

aquellas con las que mantienen relaciones.

Y en cierta medida tienen razón. El amor no está diseñado para provocar miedo, el miedo

en si lo generamos nosotros mismos.

¿Cómo es esto posible? Debido a que no sabemos controlar nuestra mente ni nuestras

emociones al 100%. El programa mental que llevamos insertado y que se ha ido forjando

poco a poco desde que nacimos, hace que durante el tiempo, las emociones que sentimos

por algo se perfeccionen y se ejecuten cada vez más rápido. Es cuestión de adaptabilidad,

y el ser humano está diseñado para adaptarse.

Por tanto, llega un momento en el que nuestras emociones surgen tan rápido que ni nos

damos cuenta. Tan sólo caemos bajo su efecto y nada más.

Pues imagínate cuando nuestra mente asocia que tener una relación con alguien, es algo

perjudicial para nosotros. Pero, ¿por qué tendría que pasar esto en nuestra mente?

Porque hemos podido tener algún tipo de experiencia negativa en nuestro pasado que nos

ha marcado un programa mental negativo o puede que nuestra autoestima esté tan

infravalorada que nos veamos tan inferiores a los demás que huyamos de él por miedo a

no saber cómo afrontar esa situación.

Estas son las dos posibles situaciones en las que la psicología define como causas de la

filofobia o el miedo a enamorarse, aunque en realidad hay todo un mundo detrás de este

tipo de transtorno.

Pero, ¿qué tiene que ver todo esto con la ansiedad? Pues simple. El miedo es uno de los

principales detonantes de la ansiedad en si, por lo que cuando una persona se siente

amenazada, siente miedo, y cuando siente miedo, su nivel de ansiedad aumenta.

Una gran cantidad de personas que tienen miedo a tener relaciones de pareja, sufren un

aumento en sus niveles de ansiedad, hasta tal punto que alteran incluso su estilo de vida

ya no solo sentimental, sino también personal y profesional.

Y como acabamos de comentar, uno de sus detonantes es el miedo. Pero, ¿miedo a qué?

Identificar y Reconocer, el primer paso para superar el miedo y reducir tu

ansiedad

Pues es el primer paso que todas las personas que tienen este problema, deberían dar.

Identificar y reconocer se convierte en algo básico y esencial si quieres analizar de donde

proceden tus amenazas y qué es lo que realmente te está provocando ese estado de

ansiedad.

Lo que sucede hoy en día es que las personas viven tan “en piloto automático” que ni tan

siquiera tienen tiempo para dedicárselas a ellas mismas. Algunas veces pretendemos

solucionar un problema desde un estado de alteración, premura, nerviosismo, rapidez,

etc…. y eso no ayuda para nada a que encontremos su solución.

Si planteamos la situación al revés, te podría comentar que he tenido personas que me

han comentado el grave problema que tienen con su ansiedad y que querían que les

ayudara a solucionarlo. El primer paso sigue siendo el mismo: Identifica y reconoce.

Una vez identificas qué tipo de problema te está causando esa amenaza y porqué te

provoca miedo, empezarás tu camino hacia la disminución de tu ansiedad.

Pero claro, cuando tienes filofobia, identificar de dónde procede el miedo y cuál es la

amenaza en si para reconocerla y conseguir que disminuyamos nuestra ansiedad, es algo

más difícil de conseguir.

¿Por qué? Porque ese miedo que sentimos, es un miedo disfuncional, es decir un miedo

que no corresponde con un patrón lógico ni razonable. Sentimos miedo por algo que por

lógica no tendría que provocarnos ese temor, sino más bien todo lo contrario.

Las personas que padecen este tipo de miedo, no se dan cuenta del porqué lo tienen. Se

limitan simplemente a caer bajo su efecto y a huir, evitando el problema en vez de

enfrentarse a él. El miedo es un aliado indispensable, una alerta que nos indica de que hay

un problema ante nosotros y de que quizás no tengamos los sufiencientes recursos para

hacerle frente. Lo que sucede es que en la mayoría de los casos de filofobia, el supuesto

problema del que nos alerta el miedo, no es un problema real, sino que lo creamos

nosotros mismos.

Es entonces cuando las personas empiezan a darse cuenta de que en realidad, las cosas

físicas y aquello que nos rodea no es lo que realmente provoca el miedo y hace aumentar

nuestros niveles de ansiedad, sino que somos nosotros mismos los que hacemos todo ese

trabajo por culpa de nuestros pensamientos negativos, prejuicios, suposiciones y demás

estados mentales.

Cuando identificas y reconoces, estás dando un paso increíble hacia la consciencia plena y

hacia el propio control de lo que te está pasando, tanto si es malo como si es bueno. Por

mucho que huyas de algo, ese problema siempre seguirá ahí hasta que no decidas poner

las cartas en la mesa, identificarlo, reconocerlo y trazar una estrategia para superarlo.

Todo lo que te demores en dar estos dos primeros pasos, estarás colmando tu mente de

dudas, y lo que conseguirás será darle tiempo para que empiece con sus suposiciones y

prejucios y se te llene la cabeza de situaciones que tú mismo te estás inventando.

¿Y sabes cuál es la consecuencia de todo esto? El miedo aumenta y tu nivel de ansiedad se

dispara. Entonces quieres buscar soluciones rápidas y te estresas todavía más, aceleras tu

estado de ser y haces las cosas de una forma distinta, pues estás sintiendo y pensando de

una forma también distinta.

¿Y sabes que consigues nuevamente con esto? Aumentar todavía más tus miedos (al no

conseguir el resultado que tú esperas en el tiempo que tú esperas) y hacer que tu ansiedad

llegue al máximo nivel.

Identificar y reconocer, es el primer paso para superar tus miedos. El primer paso para

que tu filofobia quede enfocada y controlada. El primer paso para que tomes consciencia

de lo que te está pasando, lo que estás sintiendo y porqué. El primer paso para que tu

ansiedad se reduzca y tomes control de lo que piensas y lo que sientes en todo momento.

BIOGRAFIA

Antonio Barragán
Licenciado en Psicología, Coach en Desarrollo Personal y Experto en Inteligencia

Emocional. Emprendedor y autor de varios blogs en los que ayudo a las personas a que

cambien la vida que tienen, por la que realmente les gustaría tener.

www.filofobiaenpareja.com

¿Quieres dar los primeros pasos para superar tu filofobia de una vez por todas? Accede a

este Video Curso Gratis.

 

Más información sobre fobias: https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Fobias

CÓMO CAMBIAR LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS

Cuando nos referimos a pensamientos negativos, queremos decir aquellos pensamientos que afectan negativamente a nuestra persona,tanto sentimientos, emociones o incluso acciones.

Estos pensamientos aparecen en nuestra mente pudiendo llegar a convertirse en unos hábitos perjudiciales que llegan a afectar de manera considerable a nuestras vidas.

Al pensar negativamente, podemos querer, como es lógico apartarlos, expulsarlos de nuestra mente, pero, sin embargo tratar de apartarlos, luchar contra ellos puede tener un efecto opuesto al esperado: atraer más y más fuertes.

 pensamiento-negatiPara tratar correctamente estos pensamientos negativos existen diversas técnicas:

HABLAR DEL TEMA:

No es raro que este tipo de pensamientos aparecen cuando dentro de nosotros deseamos comunicar algo, algo que nos reconcome por dentro y debe salir para así liberarnos., Hablar abiertamente de nuestras preocupaciones,emociones,sentimientos…tiene un efecto liberador de la ansiedad atrapada en nuestra mente y de esos pensamientos que en ocasiones la acompañan.

LENGUAJE CORPORAL

El lenguaje corporal ha sido muy estudiado en nuestros días, por ejemplo, una postura encorvada, una mirada ida, un gesto de enfado…Puede repercutir más de lo que pensamos en nuestra persona., Nuestro cerebro es un canalizador, interpreta las posturas que tomamos como signos de que algo no va bien y de la misma manera, puede desencadenar en una serie de pensamientos acorde con esas posturas o gestos.

Sonríe, (aunque a veces cueste), mantente erguido y ¡sal a comerte el mundo!

MENTE EN BLANCO

No es una tarea fácil, el hecho de pensar en mantener la mente en blanco ya significa que está ocupada.; Ves poco a poco, (requiere entrenamiento), comienza por intentar mantener la mente en blanco un minuto para luego ir subiendo el tiempo.

Con la práctica cada vez te resultará más fácil.

CAMBIA DE POLOS

Cada vez que aparezca en tu mente un pensamiento negativo, puedes dar un pequeño golpe mientras dices :¡STOP!, seguidamente cambia ese pensamiento por uno positivo (aunque ni tú mismo te lo creas), el hábito hará que el pensamiento positivo se acabe imponiendo.

EJERCICIO y OCIO

Por todos es sabido que un sujeto pasivo, poco activo o con mucho tiempo es una presa fácil para los pensamientos negativos.

Mantén tu mente ocupada, sal a pasear, a correr, a nadar, pinta un cuadro, lee un libro…mantén tu mente activa y aliméntala de cosas que con las que disfrutes.

No dar tiempo a pensar demasiado o pensar de forma negativa es una técnica muy usada entre la población con increíbles resultados.

CENTRATE EN LO POSITIVO

Todos, quien más o menos hemos pasado por etapas en las que nos cuesta levantarnos de la cama, en los que parece que aunque fuera luzca el sol, la tormenta se haya instalado en tu misma habitación. Eso se pasará.

Mientras tanto presta atención a todo lo maravilloso que sucede a tu alrededor, (lo tienes), las personas a las que amas, las virtudes que tienes…todo sirve para hacerte consciente que la vida depende de cómo la quieras ver.

Puedes hacerte una lista con todas esas cosas buenas que tienes y que puedes conseguir y leerla cada vez que “comience a llover´´.

 

Existen multitud de técnicas que pueden ayudarnos a centrarlos en las cosas positivas de la vida(Técnicas cognitivas,PNL,Mindfullness),todas cuentan con una programa bien estructura y avalado a la hora de poner en marcha un plan para acabar con estos molestos pensamientos, así como otras características del comportamiento que pueden interferir en nuestro día a día.

Tan solo tienes que empezar desde ya aponerlas en marcha y poco a poco esos pensamientos irán desapareciendo.

 

Transtorno Obsesivo Compulsivo y Ansiedad

Transtorno Obsesivo Compulsivo y Ansiedad

¿Cómo identificar el Trastorno Obsesivo Compulsivo?

De todo el mundo es bien sabido que, como humanos que somos, las manías están a la orden del día en todos nosotros.,De hecho estás pequeñas manías son totalmente normales en cualquier persona, nos identifican, nos confieren una especie de seña de identidad que conforman nuestra personalidad.

El problema surge cuando estas manías, lejos de ser una mera característica que nos defina, se convierten en obsesiones propiamente dichas, llegando, en muchas ocasiones a convertir la vida de las personas que lo sufren en un auténtico infierno.

El Trastorno obsesivo Compulsivo (TOC) se trata de un trastorno con directa relación con la ansiedad, en el cual, la persona  tiene la necesidad imperiosa de realizar ciertos rituales, tanto físicos como mentales para de alguna manera, mitigar esa ansiedad.

Éste comportamiento, supone un círculo vicioso, ya que realizar esas compulsiones no nos libera de la ansiedad, sino que las agudiza todavía más, de tal forma que puede llegar a convertirnos en una especie de zombis que realizan la conducta de manera descontrolada y recurrente.

Los sujetos que padecen este trastorno presentan una gran variedad de características, pudiendo establecer diferentes subtipos dentro del mismo trastorno.

MIEDO A LA CONTAMINACIÓN:

Observación obsesiva sobre la posibilidad de contagiarse por gérmenes, virus o suciedad. De tal forma el sujeto lleva a cabo conductas extremas de higiene que repercuten en su vida.

ORDEN

Búsqueda de la PERFECCIÓN. Intensa tensión y malestar al ver o pensar que esos objetos pueden ser tocados o movidos en un orden distinto.

FOBIAS DE IMPULSIÓN

Una de las más molestas, Se caracteriza por un intenso TEMOR a perder el control sobre uno mismo., Temor a hacer daño a alguien o a nosotros mismo.( IMPORTANTE: NUNCA COMETERÁN ESTOS ACTOS), pues son los que más temen, no los que desean. (Diferenciar deseo con temor).

PENSAMIENTO MÁGICO

 Pensamientos desagradables que si no son restituidos por una determinada conducta o imagen pueden conllevar consecuencias desastrosas.

COMPROBACIÓN

DUDAS recurrentes sobre si se asume con certeza haber realizado un acto como cerrar la puerta de casa, cerrar el gas…

SOMÁTICAS E HIPOCONDRIACAS

Duda obsesiva sobre el hecho de haber contraído una enfermedad. El sujeto busca obsesivamente signos y síntomas de enfermedades en su propio cuerpo.

CONTADORES

Necesidad continua de “jugar ´´ con los números. Contar el número de coches rojos que ve, contar las veces que ve la letra A, etc…

SEÑALES DE ALARMA, CUANDO ACUDIR A UN ESPECIALISTA
El Trastorno obsesivo compulsivo puede convertirse un verdadero inconveniente a la hora de ejecutar actividades y conductas cotidianas, supone, en muchas ocasiones un impedimento para ser feliz y conseguir aquello que queremos.

Debido al intenso estrés en que este trastorno nos sumerge, pueden aparecer síntomas asociados a la ansiedad como ataques de pánico,palpitaciones,sudores,despersonalización y un largo etcétera propiciado por la intensa ansiedad que se experimenta cuando estos pensamientos aparecen en nuestra mente.
Por ello, en el momento en que no se pueda controlar, o interfiera de una forma abrupta sobre su vida, es conveniente pedir ayuda psicológica.

TRATAMIENTO

A día de hoy este trastorno cuenta con un buen pronóstico en la medida en que, aunque los síntomas pueden aparecer en un futuro, contamos con distintas técnicas que ayudan al paciente a controlar las perturbaciones que le pueda ocasionar.

La Terapia Cognitivo Conductual con especial mención a la Terapia de Prevención de respuesta es la terapia con más respaldo en este tipo de problemas. Enmarcada dentro de la Terapia Cognitivo Conductual, esta terapia nos enfrenta con esas obsesiones o pensamientos intrusivos de forma que, en un momento dado, seremos nosotros y no ellos quienes los controlen.
Existen otras terapias menos estudiadas como la Terapia Humanística, Mindfullnes o incluso la meditación que pueden ayudar considerablemente a superar el Toc y los síntomas de ansiedad asociados.
Cabe la posibilidad de administrar psicofármacos como inhibidores de la recaptación de serotonina., En este caso , esta debe ser una medida tomada sólo como última posibilidad ya que en casos como este, un paciente puede mejorar sin ella en la mayoría de las ocasiones.

Si usted o alguno de sus conocidos creen estar sufriendo este problema: Respire, sienta la brisa de la mañana, y sea consciente de que tiene los recursos necesarios para afrontar el problema.

Piense un futuro,donde el TOC haya sido un amargo compañero ,finalmente convertido en un maestro de vida.

 

 

Miedo a volverte loco o perder el control por ansiedad

Quizá algo de lo mas desagradable que puedes llegar a sufrir por la ansiedad es el temor o miedo a creer que puedas volverte loco o que puedas perder el control de tus actos y puedas hacer algo en contra de tu voluntad.

Estos síntomas por lo general suelen aparecer cuando sufrimos síntomas como la desrealización y la despersonalización. Por algún motivo estos síntomas nos pueden desencadenar miedos infundados de este tipo.

Captura de pantalla 2014-04-25 a la(s) 10.07.17

Quien lo padece siente que de un momento a otro pueda volverse loco o desarrollar una enfermedad mental como la esquizofrenia, trastorno de personalidad etc.

Por otro lado existe otro miedo infundado de carácter irracional que consiste en temer poder perder el control de sus propios actos y hacer algo horrible en contra de tu propia voluntad.

  • Hacer daño a alguien
  • Hacerte daño a ti mismo

Se tratan al fin y al cabo de miedos irracionales fruto de la ansiedad y nada tienen que ver con la realidad ni con lo que pueda llegarte a pasar. En ningún caso vas a volverte loco ni vas a perder el control de tus actos. Puedes estar tranquilo, todo se queda en un susto.

Recuerda que el miedo a algo es “ansiedad”. Muy diferente sería sentir deseo de hacer algo malo.

¿Que hacer para evitar estos miedos irracionales?

En primer lugar ya habrás visto en varios de mis videos o artículos que lo que debes hacer es partir de la base de que no te va a pasar absolutamente nada. No tienes nada porqué temer. La ansiedad y todos sus miedos y síntomas son muy molestos pero recuerda “NO SON PELIGROSOS”.

Dicho esto cada vez qeu aparezca el miedo a poder volverte loco o el miedo a poder perder el control, procura no prestarles atención y seguir haciendo lo que estuvieras haciendo en ese momento. No detengas tus tareas cuando aparezca la ansiedad ya que si lo haces solo agravarás el problema.

¿Cómo acabar con el miedo a enloquecer o a perder el control?

Evidentemente eliminando la raíz del problema eliminarás todos los síntomas que puedas estar sufriendo así como los miedos a poder enloquecer o a perder el control.


 

Te dejamos el enlace al foro de ansiedad donde podrás resolver las dudas sobre este tipo de miedos en concreto:

http://forodeansiedad.com/miedos-fobias-ansiedad/