Cuando las tareas cotidianas aumentan tu ansiedad…

Cuando las tareas cotidianas aumentan tu ansiedad…

Cuando las tareas cotidianas aumentan tu ansiedad, es hora de empezar a plantarles cara.

No saber gestionar todo lo que tenemos que hacer en nuestro día a día, hace que la tensión mental aumente y con ella la ansiedad, estrés, insomnio etc.

Saber gestionar bien nuestro tiempo y ser productivos, nos ayudará a mejorar notablemente cuando sufrimos ansiedad.

En este video he querido dar un consejo muy útil sobre cómo ser más productivo de forma muy sencilla y eficaz.

El peor ansiolítico y el de más fácil acceso

Si has revisado el canal de Youtube hoy, habrás visto mi nuevo video. Le he titulado “El peor ansiolítico, y el de más fácil acceso”.

Todo ha empezado al ver dentro del área de miembros el email de un usuario nuevo que me comentaba que lo único que le reducía la ansiedad, era el alcohol.

Una vez que me he puesto a investigar, me he dado cuenta de que son muchas las personas que recurren a tomar alcohol como ansiolítico, y esto es algo devastador y totalmente contra producente si sufrimos ansiedad.

Mira el video.

Ya han pasado 10 años

El tiempo pasa rápido. La verdad es que más de lo que uno se cree. Hoy ha sido una de esas veces en la que he mirado hacia atrás y me he dicho…. 10 años ya desde mi primera experiencia con la ansiedad….

En fin, la verdad es que aún lo recuerdo como si hubiese sido ayer.

En este video he querido hablar del asunto y aprovechar para sacar un tema que guarda cierta relación con mis principios de ansiedad.

 

Las causas más comunes de la ansiedad

Hay una gran cantidad de factores que pueden ser perjudiciales para nuestra salud mental. Especialmente si se sufre de ansiedad. Es imposible enumerar todos y cada uno de ellos, pero si es posible dar a conocer los más comunes.

 La genética

Ciertas variantes genéticas tienden a estar asociadas con personas que sufren de niveles de ansiedad más intensos. Estos genes causan desequilibrios químicos en el cerebro que pueden agudizar la ansiedad. Incluso pueden llegar desarrollarla en personas totalmente sanas.

 El estilo de vida y la salud

La ansiedad también puede ser causada por la inactividad física y a la mala alimentación.

Al no contar con una alimentación balanceada, estamos privando a nuestro cerebro de recibir los nutrientes necesarios para su correcto funcionamiento. Lo cual, deriva a generar malestares como el estrés y la ansiedad.

La actividad física también es crucial para nuestra salud mental. Al permanecer inmóviles, sedentarios y rutinarios somos susceptibles a desarrollar diversos trastornos psicológicos.

Es importante que tengamos una manera de canalizar las hormonas (como adrenalina y cortisol) de manera positiva y saludable.  De lo contrario se manifiestan como estrés y ansiedad.  Una de las mejores maneras de lograr esto es mediante el ejercicio aeróbico.

Tecnoestrés

El tecnoestrés es la nueva aflicción del siglo XXI y una de las principales causas de ansiedad.
Estamos tan acostumbrados a la tecnología, que el minuto que pasamos separados de ella se siente eterno.

De esta manera, nuestros gadgets se han convertido en arma de doble filo. Por un lado, son indispensables para la vida moderna. Por otro, son los causantes de una gran cantidad de estrés que con el tiempo, se transforma en ansiedad.

El entorno

Tanto los ambientes como las personas tóxicas tienden a ser de los principales detonantes de ansiedad.

Un entorno tóxico puede someternos a cultivar grandes cantidades de estrés. Y cuando a esto le sumamos la negatividad de una persona dañina; el estrés da lugar a la ansiedad y esta misma, a diversos malestares psicológicos.

¿Sufres de ansiedad y quieres entenderla mejor? Te invito a investigar a fondo estas posibles causas y a autoanalizarte. Tal vez descubras el origen de tu ansiedad.

¿Son las personas con ansiedad más inteligentes?

Siempre que hablamos de ansiedad, solemos expresar únicamente lo negativo.  Más sin embargo; hay aspectos positivos sobre este trastorno que podrían mejorar nuestra calidad de vida.

Aunque no siempre fue así, anteriormente se pensaba que aquellos que sufren de ansiedad, podían ser deficientes en ciertas áreas cognitivas y laborales. Ahora, la ciencia ha hablado y tiene sorprendentes resultados ¿Los vemos?

Ansiedad - inteligencia

Piensan demasiado

Los individuos que sufren de ansiedad tienden a sobre-pensar acerca de las situaciones.

Gracias a esto suelen encontrar errores donde otros no pueden. Crean soluciones a posibles problemas futuros y son altamente adaptables a condiciones imprevistas; ya que seguramente se abran anticipado a ellas con tiempo de sobra.

Detectan el peligro

Como ya sabes, la ansiedad nos hace pensar más de la cuenta. Pero a su vez, nos empuja a observar nuestro entorno en busca de posibles amenazas. Un estudio realizado en el año 2012 a cargo de la  “European Journal of Social Psychology” denomina a este tipo de comportamiento con el nombre de: Inteligencia del centinela.

Los centinelas son expertos en detectar peligros ambientales. Un centinela, percibe notablemente más rápido el humo de un incendio, o el aroma a gas en una fuga. Mientras que a una persona “normal” le toma más tiempo.

Esto se debe a que la ansiedad agudiza los sentidos que son necesarios para la supervivencia y nos mantiene en una constante alerta.

Imparables

La ansiedad y el insomnio vienen de la mano. Pero esto no tiene por qué ser necesariamente perjudicial. Pues la falta de sueño nos da la oportunidad de lidiar con aquello que nos aflige.

Cuando una persona con ansiedad logra equilibrar sus estados tiende a ser imparable.

Transforma su energía negativa y la convierte en fuerza de trabajo, logrando con esto reducir el estrés que genera el trastorno. Con el estrés fuera de la ecuación, desaparecen de igual manera todos los males que trae el mismo, lo cual es beneficioso para nuestra salud física y mental.

Son perfeccionistas

Padecer de ansiedad nos empuja a observar cada pequeño detalle. No sólo en nuestra vida cotidiana, también en nuestro entorno laboral y profesional. El miedo al fracaso, a que algo no salga como esperamos, hace que revisemos nuestros proyectos de manera obsesiva; logrando de esta manera llevarlos a la perfección.

Para leer más acerca de estos estudios pueden revisar el artículo de la “European Journal of Social Psychology” (en inglés) haciendo click en el siguiente enlace: “Scared saviors”.

 

Métodos poco convencionales para reducir la ansiedad

Como individuos, es natural que los distintos métodos que existen para tratar la ansiedad, no den los mismos resultados en nosotros que en nuestros compañeros. Por suerte, hay innumerables maneras de combatir la ansiedad. Si lo convencional no suele funcionar para ti ¿Por qué no pruebas un método un poco fuera de lo común?

Música recomendada por la neurociencia

Ansiedad

Cuando se sufre de ansiedad, la mayoría de las veces uno no puede poner en práctica los consejos para retomar el control. Pero, este método es tan sencillo que solo consiste en recostarse y escuchar una buena pieza musical. Las actividades relajantes, como el escuchar música, ayudan a disminuir los síntomas que causan este trastorno, e inclusive pueden llegar a erradicarlo por completo. Más sin embargo, hay pistas muy específicas que la ciencia recomienda para aliviar la ansiedad y el estrés.

Una reciente investigación respaldada por la neurociencia, afirma que ciertas canciones  tienen un efecto positivo en personas que sufren de ansiedad, independientemente de su tipo o intensidad.

La investigación corre a cargo del Dr. David Lewis-Hodgson quien es el responsable de explicar esta teoría, según sus pruebas, escuchar una canción de su lista de “las canciones más relajantes del mundo” puede reducir la ansiedad hasta en un 65%. Si ¡un 65%! y eso en cuestión de minutos.

Algunas de estas canciones son:

¿Eres del tipo musical? Entonces quizá esta sea tu mejor solución.

¿Te gustan los gatos?

Gato terapia

Una de las terapias alternativas con más auge en el mundo moderno es sin duda la gato terapia. Los gatos son compañeros excepcionales para el ser humano;  mientras los perros nos brindan protección física, los gatos nos ofrecen diversos beneficios tanto para la salud mental como emocional, entre ellos,  un método poco convencional para tratar la ansiedad.

Se ha demostrado en innumerables ocasiones que el acariciar a un felino disminuye el estrés y la ansiedad, pues estos tiernos animalitos tienen una gran energía que nivela las emociones en los seres humanos.  Inclusive, con sólo tener un gato en casa los niveles de ansiedad son menores.

Por si fuera poco, los felinos pueden ayudarnos a vencer miedos que interfieren con nuestra vida diaria. Por ejemplo, el caso de un amigo cercano:

Jorge pasó más de 20 años sin poder dormir a sin luz, le aterraba estar a obscuras, comenzaba a temblar, a sudar y sus palpitaciones se iban por los aires. Trató prácticamente de todo para deshacerse de su fobia a la obscuridad (Nictofobia). Y no fue sino hasta hace un par de años que adoptó a su pequeña gatita, Teresa.

Con el paso del tiempo su ansiedad en general empezó a bajar, se volvió más sociable y cuando menos lo pensó ¡Estaba durmiendo en total obscuridad! De alguna manera, su acompañante felino le hizo sentirse seguro en las tinieblas, acompañado y sin miedo.

Para más información sobre la gato-terapia puedes leer el libro de Francisco Cautrecasas titulado “gato-terapia”. Si sufres de ansiedad y te encantan los gatos ¡tienes que considerar esta opción!

 Shinrin-yoku: El extraordinario método japonés

quitar ansiedad

Para todos los amantes de la naturaleza el Shinrin-yoku o terapia de los bosques  ha sido una bendición ya que sus beneficios son incuestionables y su práctica se remonta a la década de los 80’s.

Los bosques tienen propiedades terapéuticas impresionantes que siguen siendo estudiadas hasta el día de hoy, principalmente en su país de origen, Japón.

Algunos de sus beneficios son:

  • Combate la ansiedad
  • Quita el estrés
  • Mejora tu sistema inmune
  • Ayuda a meditar

¿Cómo funciona la terapia?

No hay nada especial en el método, pero si en el resultado. Basta simplemente con entrar en contacto directo con la naturaleza, sentarse o caminar entre el bosque y apreciar todo lo que la naturaleza tiene que ofrecer. Desligándote del mundo moderno, apagando tu móvil y dejándote consumir por lo bello del paisaje y el canto de las aves.

Nuestro mundo moderno tiende a ser apresurado y ruidoso; por lo que la terapia de los bosques es una gran alternativa para aquellas personas que sufren del estrés y la ansiedad diaria en la ciudad.

Las terapias alternativas, aunque poco ortodoxas, siguen siendo un arma imprescindible en la lucha contra la ansiedad.

Y bien ¿Qué piensas? ¿Ya has probado alguna de estas terapias?

Datos curiosos sobre la ansiedad

El conocimiento nunca está de más, ¡y menos cuando se trata de la ansiedad! Aquí hay unos cuantos datos que quizá desconocías sobre este peculiar trastorno.

Las mujeres son hasta un 50% más susceptibles a padecer ansiedad que los hombres

Al contrario de los hombres, las mujeres desarrollan trastornos de ansiedad con mayor frecuencia. Por si fuera poco, los episodios de ansiedad también comienzan a edades más tempranas. Se estima que una gran cantidad de mujeres tienen sus primeros eventos de ansiedad entre los 12 y 19 años de edad.

La genética puede ser un puente que trasmita la ansiedad

Aunque aún no se ha demostrado, varios científicos piensan que la ansiedad puede ser hereditaria. Ya que en algunos casos los hijos de personas ansiosas suelen padecer del mismo trastorno que sus padres. Algunos otros creen que la ansiedad no es hereditaria, sino más bien un producto de los estímulos del entorno y presión psicológica.  Aunque analizando ambos extremos, se puede llegar a la conclusión de que es una combinación de ambos factores.

La ansiedad puede llevarnos a desarrollar males físicos

Si padeces de ansiedad, seguro que estás familiarizado con algunas de sus manifestaciones físicas, como lo son las palpitaciones, manos temblorosas, sudoración e inclusive dolor de estómago y cabeza. En casos más complicados, los síntomas evolucionan pudiendo hacernos llegar a desarrollar incluso adicciones como al alcohol o a las drogas para tratar de evadir sus síntomas.

Puede crearnos problemas en nuestras relaciones

Los individuos con problemas de ansiedad pueden llegar a tener conflictos en sus relaciones interpersonales. Pero ¿A qué se debe esto? La ansiedad afecta en gran medida nuestra manera de pensar, nublando tanto nuestro juicio como nuestras emociones.

Llegando al grado interpretar de manera errónea gestos, expresiones y  palabras en aquellos que nos rodean. Lo cual conduce a tomar decisiones y juzgar de manera apresurada a nuestros seres queridos, creando un ambiente tóxico y dañino tanto para ellos, como para uno mismo.

 

1 Error común de tu ansiedad

1 Error común de tu ansiedad

Hay un error bastante común del que solemos pecar todos cuando tenemos o hemos tenido ansiedad.

En el siguiente video quisiera poder mostrar dicho error para que no sigamos por el camino equivocado.

 

Astenia primaveral y Ansiedad

Astenia primaveral y Ansiedad

En ocasiones hemos hablado de cómo los cambios estacionales pueden influir notablemente en nuestra ansiedad.

Hoy hablaremos de la recién llegada primavera (al menos aquí en España), y cómo los primeros síntomas de la astenia, empiezan a asociarse con la sintomatología común de los trastornos de ansiedad.

Con todo esto, me gustaría haber creado este video antes, pero por falta de tiempo, no me ha sido posible. No obstante, y como mas vale tarde que nunca, aquí esta el video en el que hablaremos de la astenia primaveral, de la sintomatología de las alergias primaverales y la ansiedad.

Espero que os sea de utilidad.

 

Filofobia; Trastorno de ansiedad desde las sombras

Queridos amigos del blog de ViveSinAnsiedad, os habla Eric y hoy no estaré redactando un artículo personal, sino el artículo de un Antonio Barragán (licenciado en psicología y coach personal).

¿De qué viene a hablar a Vive Sin Ansiedad?… pues obviamente el tema no podía salirse muy lejos de la propia ansiedad.

Antonio es un experto coach en un tipo concreto de patología llamada “Filofobia” ¿habéis oído hablar alguna vez sobre ello? No es una palabra muy común, pero lejos de ser yo quien os hable del tema, os dejo el artículo de Antonio.

¿Has oído hablar alguna vez sobre la filofobia? Bueno, si dejamos a un lado los

tecnicismos y lo definimos como miedo al amor, a tener relaciones de pareja o a

comprometerse emocional o sentimentalmente con otra persona, seguro que te suena

más, ¿verdad?.

Pues aunque te cueste un poco creerlo, hay personas que tienen este tipo de trastornos,

un problema que suele pasar desapercibido hasta que actúa, y cuando lo hace, el daño es

inconmensurable.

Desde que creé mi blog, he ayudado a cientos de personas a que superen este problema

que actúa desde las sombras y poco a poco va impidiendo que la persona en cuestión,

avance en su relación o estado emocional. Y en todas ellas, hay un factor clave que

predomina sobre los demás y que casi todo el mundo que padece este problema afirma

tener: la ansiedad.

La ansiedad y el miedo

Pero seguro que te habrás preguntado, ¿cómo puede el amor provocar miedo?. Bueno, es

la primera duda que surge en personas que tienen este tipo de problemas, y sobre todo en

aquellas con las que mantienen relaciones.

Y en cierta medida tienen razón. El amor no está diseñado para provocar miedo, el miedo

en si lo generamos nosotros mismos.

¿Cómo es esto posible? Debido a que no sabemos controlar nuestra mente ni nuestras

emociones al 100%. El programa mental que llevamos insertado y que se ha ido forjando

poco a poco desde que nacimos, hace que durante el tiempo, las emociones que sentimos

por algo se perfeccionen y se ejecuten cada vez más rápido. Es cuestión de adaptabilidad,

y el ser humano está diseñado para adaptarse.

Por tanto, llega un momento en el que nuestras emociones surgen tan rápido que ni nos

damos cuenta. Tan sólo caemos bajo su efecto y nada más.

Pues imagínate cuando nuestra mente asocia que tener una relación con alguien, es algo

perjudicial para nosotros. Pero, ¿por qué tendría que pasar esto en nuestra mente?

Porque hemos podido tener algún tipo de experiencia negativa en nuestro pasado que nos

ha marcado un programa mental negativo o puede que nuestra autoestima esté tan

infravalorada que nos veamos tan inferiores a los demás que huyamos de él por miedo a

no saber cómo afrontar esa situación.

Estas son las dos posibles situaciones en las que la psicología define como causas de la

filofobia o el miedo a enamorarse, aunque en realidad hay todo un mundo detrás de este

tipo de transtorno.

Pero, ¿qué tiene que ver todo esto con la ansiedad? Pues simple. El miedo es uno de los

principales detonantes de la ansiedad en si, por lo que cuando una persona se siente

amenazada, siente miedo, y cuando siente miedo, su nivel de ansiedad aumenta.

Una gran cantidad de personas que tienen miedo a tener relaciones de pareja, sufren un

aumento en sus niveles de ansiedad, hasta tal punto que alteran incluso su estilo de vida

ya no solo sentimental, sino también personal y profesional.

Y como acabamos de comentar, uno de sus detonantes es el miedo. Pero, ¿miedo a qué?

Identificar y Reconocer, el primer paso para superar el miedo y reducir tu

ansiedad

Pues es el primer paso que todas las personas que tienen este problema, deberían dar.

Identificar y reconocer se convierte en algo básico y esencial si quieres analizar de donde

proceden tus amenazas y qué es lo que realmente te está provocando ese estado de

ansiedad.

Lo que sucede hoy en día es que las personas viven tan “en piloto automático” que ni tan

siquiera tienen tiempo para dedicárselas a ellas mismas. Algunas veces pretendemos

solucionar un problema desde un estado de alteración, premura, nerviosismo, rapidez,

etc…. y eso no ayuda para nada a que encontremos su solución.

Si planteamos la situación al revés, te podría comentar que he tenido personas que me

han comentado el grave problema que tienen con su ansiedad y que querían que les

ayudara a solucionarlo. El primer paso sigue siendo el mismo: Identifica y reconoce.

Una vez identificas qué tipo de problema te está causando esa amenaza y porqué te

provoca miedo, empezarás tu camino hacia la disminución de tu ansiedad.

Pero claro, cuando tienes filofobia, identificar de dónde procede el miedo y cuál es la

amenaza en si para reconocerla y conseguir que disminuyamos nuestra ansiedad, es algo

más difícil de conseguir.

¿Por qué? Porque ese miedo que sentimos, es un miedo disfuncional, es decir un miedo

que no corresponde con un patrón lógico ni razonable. Sentimos miedo por algo que por

lógica no tendría que provocarnos ese temor, sino más bien todo lo contrario.

Las personas que padecen este tipo de miedo, no se dan cuenta del porqué lo tienen. Se

limitan simplemente a caer bajo su efecto y a huir, evitando el problema en vez de

enfrentarse a él. El miedo es un aliado indispensable, una alerta que nos indica de que hay

un problema ante nosotros y de que quizás no tengamos los sufiencientes recursos para

hacerle frente. Lo que sucede es que en la mayoría de los casos de filofobia, el supuesto

problema del que nos alerta el miedo, no es un problema real, sino que lo creamos

nosotros mismos.

Es entonces cuando las personas empiezan a darse cuenta de que en realidad, las cosas

físicas y aquello que nos rodea no es lo que realmente provoca el miedo y hace aumentar

nuestros niveles de ansiedad, sino que somos nosotros mismos los que hacemos todo ese

trabajo por culpa de nuestros pensamientos negativos, prejuicios, suposiciones y demás

estados mentales.

Cuando identificas y reconoces, estás dando un paso increíble hacia la consciencia plena y

hacia el propio control de lo que te está pasando, tanto si es malo como si es bueno. Por

mucho que huyas de algo, ese problema siempre seguirá ahí hasta que no decidas poner

las cartas en la mesa, identificarlo, reconocerlo y trazar una estrategia para superarlo.

Todo lo que te demores en dar estos dos primeros pasos, estarás colmando tu mente de

dudas, y lo que conseguirás será darle tiempo para que empiece con sus suposiciones y

prejucios y se te llene la cabeza de situaciones que tú mismo te estás inventando.

¿Y sabes cuál es la consecuencia de todo esto? El miedo aumenta y tu nivel de ansiedad se

dispara. Entonces quieres buscar soluciones rápidas y te estresas todavía más, aceleras tu

estado de ser y haces las cosas de una forma distinta, pues estás sintiendo y pensando de

una forma también distinta.

¿Y sabes que consigues nuevamente con esto? Aumentar todavía más tus miedos (al no

conseguir el resultado que tú esperas en el tiempo que tú esperas) y hacer que tu ansiedad

llegue al máximo nivel.

Identificar y reconocer, es el primer paso para superar tus miedos. El primer paso para

que tu filofobia quede enfocada y controlada. El primer paso para que tomes consciencia

de lo que te está pasando, lo que estás sintiendo y porqué. El primer paso para que tu

ansiedad se reduzca y tomes control de lo que piensas y lo que sientes en todo momento.

BIOGRAFIA

Antonio Barragán
Licenciado en Psicología, Coach en Desarrollo Personal y Experto en Inteligencia

Emocional. Emprendedor y autor de varios blogs en los que ayudo a las personas a que

cambien la vida que tienen, por la que realmente les gustaría tener.

www.filofobiaenpareja.com

¿Quieres dar los primeros pasos para superar tu filofobia de una vez por todas? Accede a

este Video Curso Gratis.

 

Más información sobre fobias: https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Fobias

[index]
[index]
[Descarga Gratis]
[Descarga Gratis]
[index]
[index]
[Descarga Gratis]
[Descarga Gratis]
[index]
[index]