Yoga para combatir la ansiedad y el estrés

Está comprobado que una manera muy efectiva para combatir la ansiedad  y el estrés es realizar actividades deportivas o ejercicios de relajación, y qué mejor manera que relajarnos que practicando yoga.

El Yoga es una palabra que viene del sánscrito que significa “unión”  entre la mente y el cuerpo físico, mediante una serie de ejercicios y posturas, además del control sobre la respiración.

Los beneficios del yoga, no tiene efectos mágicos sobre el estrés y la ansiedad sino que tiene su fundamento médico. El cerebro requiere un adecuado suministro de oxígeno para llevar al cabo todas sus capacidades. Eso también ayuda a eliminar toxinas y materiales de desecho y purifica el torrente sanguíneo. Dicho esto, la ansiedad y el estrés que está muy arraigado con nuestro estado de ánimo y de relajación, por lo que el  yoga y la respiración ayudan tremendamente a volver a conseguir un estado normal entre nuestra mente y  cuerpo.

Control de la respiración

Controlando la respiración, llegaremos a controlar también la ansiedad y el estrés. Se trata de serenar nuestras ansias mediante una serie de ejercicios de respiración que todo el mundo puede hacer tranquilamente en su casa. Existen muchas técnicas, pero básicamente lo que tendríamos que hacer es sentarnos en el suelo, cruzar las piernas poner la mano en el abdomen y hacer una serie de inhalaciones y exhalaciones cada vez más largas, el objetivo es que las inhalaciones sean más cortas y las exhalaciones más largas. Con este ejercicio tan simple llegamos a controlar nuestra respiración y así mismo es cómo podemos controlar nuestra ansiedad, ya que la ansiedad es un estado mental.

3 posturas básicas de yoga para la ansiedad

Además de la respiración vamos a dar 3 sencillas posturas que todo el mundo puede hacer para ayudarse contra la ansiedad y el estrés. Las tres posturas son la conocida como La postura del Niño, la Viparita Karani y la Savasana.

  1. La postura del niño: esta postura se llama así porque es la postura que un niño adopta cuando aún está en el seno materno y que incluso lo niño de bebés adoptan para dormir cuando están en la cuna. Es muy fácil de realizar, basta con arrodillarse y colocar la parte superior del cuerpo sobre el piso con los brazos extendidos, relajarse y concentrarse en las exhalaciones e inhalaciones al respirar.
  2. Viparita Karani: Otro sencillo ejercicio de relajación ideal para el estrés y ansiedad, consiste en el Viparita Karani. También recibe el nombre de “piernas en la pared”, que además viene muy bien para dolores de espalda ya que relaja sobre todo la parte lumbar. Sólo debemos de colocar nuestra espalda en el suelo, y estirar las piernas sobre la pared y mantener esta postura, respirando pausadamente para conseguir la relajación.
  3. Savasana: Esta es, quizá, la postura más básica del yoga. Consiste en colocarse boca arriba, sobre un tapete, con las piernas abiertas a la altura de la cadera y dejando descansar los brazos a un lado con las palmas hacia arriba y abiertas. Se cierra los ojos y se respira profunda y lentamente. Se debe de mantener la concentración entre 5 y 10 minutos.

Con estas tres posturas y aprendiendo a respirar, el yoga nos ayudará muchísimo con los estados de estrés y ansiedad. Para personas que tienen un avanzado estado de ansiedad o e strés y que están tomando algún tipo de ansiolítico, convendría que tuviera clases guiadas de yoga, porque es posible que de una forma individual no consiga relajarse en un principio y si hay más gente a su alrededor haciendo lo mismo y con un instructor, se conseguirá de una forma mucho más controlada la relajación y la forma correcta de hacer los ejercicios. Una vez que hemos conseguido controlar las primeras sesiones podremos trasladar estos conocimientos a la comodidad de nuestro hogar y hacerlo por nosotros mismos.

Was this article helpful?

Related Articles

Leave A Comment?