Medicina natural para la ansiedad

La ansiedad no es un síntoma de los tiempos modernos, ha coexistido con el ser humano desde los albores de la humanidad, aunque sus causas sí han evolucionado. Antiguamente las causas más comunes eran las guerras y verse ante situaciones límites generalmente de vida o muerte. Con el paso de los tiempos, la guerra la hacemos en el trabajo (competitividad) y situaciones poco comunes que aparecen súbditamente, como el fallecimiento de un ser muy cercano, o una situación límite que el cerebro no llega a asimilar en un momento dado y el cuerpo como mecanismo de defensa, entra en una fase de ansiedad.

Como hemos comentado en reiteradas ocasiones, la ansiedad al igual que el estrés es un mecanismo de defensa de nuestro organismo, pero cuando lo forzamos muy seguidamente a episodios de ansiedad y estrés continuo, se convierte en patológico y la respuesta de nuestro cuerpo y sobre todo nuestra mente, es la depresión, y eso lo tenemos que evitar a toda costa.

La medicina natural, ha estado presente en nuestras vidas, desde la antigüedad cuando la medicina moderna y las drogas modernas para curar, aun no existían, y la naturaleza es sabia y tiene un remedio para casi cualquier cosa, de hecho los remedios de cáncer, diabetes, enfermedades crónicas, al final siempre las hemos encontrado en la naturaleza y las hemos convertido mediante complejas síntesis químicas, en medicina en forma de pastilla, inyecciones u otro tipo de remedio moderno para tomar por la vía que sea.

Las mejores medicinas para el estrés y la ansiedad

La botica de la abuela la asociamos con los remedios caseros y aquellos que antiguamente usaban nuestros abuelos y bisabuelos para curar o paliar síntomas como dolores de estómago, de cabeza, para infecciones, inflamaciones… y así un largo etcétera.  También conocían remedios naturales para relajarse y poder descansar mejor y generalmente la solución siempre está en la naturaleza y en las plantas.

No vamos a dar recetas para la ansiedad sino listar las plantas más comunes que nos pueden ayudar contra la ansiedad como parte de la medicina natural que podemos aplicar hoy en día.

Melisa o Toronjil

Es una hierba perenne de la familia de las lamiáceas del sur de Europa, muy común en la cuenca Mediterránea y que es muy característica por su olor al limón cuando tocamos y olemos sus hojas y siempre ha sido reconocida como el tratamiento ideal para el estrés, nerviosismo y ansiedad y se suele tomar en forma de infusión

Lúpulo

El lúpulo es una planta perenne y trepadora, perteneciente a la familia de las cannabáceas, pariente del higo y el cáñamo. El lúpulo se utiliza para la elaboración de la cerveza, pero cuando cogemos esta planta en su estado natural y especialmente sus flores, podemos hacer una infusión a base de ellas, que es indicado para el insomnio y la ansiedad.

Valeriana

La valeriana es otra conocidísima planta natural que se usa para combatir el estrés y la ansiedad de forma natural. Es una planta herbácea que contiene sustancias como el ácido valeriánico, málico y acético y los gatos por ejemplo se la comen cuando algo en su estómago u organismo no le funciona. La valeriana también se toma normalmente en forma de infusión y muchas veces se mezcla con la Melisa y la flor de azahar para agudizar los efectos relajantes.

Hojas del naranjo

Generalmente nos comemos las naranjas, pero las hojas del naranjo tienen sustancias activas sedantes y como somnífero y se puede combinar con otras hierbas. Normalmente las hojas se hierven y se cuelan y el resultado es una infusión que se puede mezclar con otras plantas.

Medicina homeopática y Acupuntura

Otros remedios naturales para prevenir la ansiedad, es recurrir a la medicina homeopática y la acupuntura.

La acupuntura es una ciencia milenaria que practicaban los chinos hace ya más de 2500 años y ha pasado su conocimiento hasta hoy en día. La acupuntura es una técnica curativa usada en la medicina china tradicional. Se usan unas agujas muy delgadas para estimular puntos específicos en el cuerpo llamados “meridianos” que son sendas de energía que recorren por nuestro cuerpo. Mediante la inserción de las agujas en estos meridianos se diseñan los tratamientos de acupuntura para mejorar este flujo y el equilibrio de energía.

La medicina homeopática se basa en el principio de “similia similibus curantur” o lo similar se cura con lo similar. Este principio es cómo se cura por ejemplo los alérgenos, dosificando un alérgeno en baja cantidad para paliar la alergia, o también pasa por ejemplo con los venenos de las serpientes, que el suero o remedio para el veneno es el mismo veneno.

Para que un tratamiento homeopático sea eficiente se suele examinar un paciente en su totalidad atendiéndose en estudiar sus antecedentes de salud de sus familiares para ver enfermedades o problemas de salud que comparte con otros miembros de la familia. Se estudian los factores externos: alimentación, esfuerzo físico, relaciones sexuales, etc. La personalidad del paciente y sus hábitos, costumbres de vida y rutinas.

Por último para que el remedio homeopático resulte eficaz, el remedio resultante tiene que estar lo más diluido posible ya que se trata de llegar a la esencia del problema mismo.

Flores de Bach para la ansiedad

Las Flores de Bach son sustancias extraídas del rocío de las flores lo que hoy conocemos como aceites esenciales y que fue descubierto por el inglés Edward Bach, médico bacteriólogo y homeópata inglés.  Basado en los principios activos de las flores, se pretende curar o arreglar los desórdenes afectivos de las personas como el temor, la incertidumbre, el odio, desesperación, resentimiento… todas causas muy comunes que vierten finalmente en la ansiedad.

Lo mejor de estos remedios es que no tienen efectos secundarios y son muy agradables para las personas que reciben el tratamiento y se pueden complementar con otras terapias.

 

Was this article helpful?

Related Articles

1 Comment

  1. admin

    Cada vez son mas las personas que suelen recurrir a la medicina natural para tratar sus problemas, (no solo fisiológicos sino también psicosomáticos). Entendemos por medicina natural aquella terapia que nos brinda la solución a una patología sin la necesidad de tener que recurrir a cirugías o fármacos y que tan solo con los recursos que pueda proporcionarnos una persona o los recursos de la propia naturaleza, podamos paliar o superar determinadas enfermedades.

    En el caso de la ansiedad, existen muchos tipos de terapias naturales efectivas para tratarlos. Como terapia, la acupuntura por ejemplo nos ayuda a equilibrar la energía y reducir el sistema nervioso central, la hipnosis clínica que nos ayuda a eliminar barreras psicológicas de nuestra mente inconsciente, meditación, psicología etc.

    Por otro lado, también podemos hacer uso de suplementos naturales para la ansiedad como el uso de plantas, cierta raíces alimentos etc. los cuales nos ayudarán a mejorar notablemente nuestra tensión nerviosa y por consiguiente a reducir la ansiedad.

Leave A Comment?