Related Articles

1 Comment

  1. admin

    A veces cuando el sistema nervioso está demasiado alterado, es posible que podamos experimentar ciertos impulsos o contracciones musculares involuntarias. Los temblores que nos causa la ansiedad en ciertas extremidades, son un claro ejemplo de cómo puede influir la ansiedad.  Del mismo modo, tener contracturas musculares, tortícolis, lumbalgia etc.

    A veces cuesta creer que un problema psicológico pueda influir con síntomas físicos como estos.

Leave A Comment?